Tips para prepararse para una entrevista de trabajo


Entrevista de trabajo

En medio del avance tecnológico de hoy en día, la regla de "volver a lo básico" todavía se aplica cuando se trata de ser contratado para un trabajo. No importa si planeas postular a una compañía de un millón de dólares o una pequeña empresa independiente. Cuando te enfrentas a un entrevistador, todo se reduce a cómo te presentas. Este es el factor decisivo para ser contratado o no.

Luego que has distribuido tu currículum vitae a posibles empleadores y determinado el trabajo correcto para solicitar. El siguiente paso es programar la entrevista de trabajo.

Puedes comunicarte con el asistente o la recepcionista cuando programes la entrevista, ya sea por teléfono o personalmente. Se amigable y educado, ya que estas personas pueden proporcionar información que puede ser esencial para obtener ese trabajo o, incluso, simplemente darte información sobre la historia de la compañía o de tu posible jefe.

Finalmente, te presentas a la entrevista.

Mejorar las habilidades para una entrevista

Los rasgos básicos de ser ágil, cómo hablas y cómo te manejas, e incluso cómo te vistes, son factores que contribuyen a crear una impresión duradera que eventualmente facilitará que te contraten.

Aquí hay 7 sencillos pasos sobre cómo puede mejorar sus habilidades de entrevista:

Prepararte para la entrevista.

Primero, vístete apropiadamente. Una vez que el entrevistador entra a la sala, o una vez que entras en la sala para ser entrevistado, tu apariencia será lo primero que causará impacto. Vístete apropiadamente, revisa tu aseo y cuida tu postura.

En segundo lugar, practicar la cortesía básica. Conoce dónde se llevará a cabo la entrevista y llega con tiempo suficiente para prepararte antes de la entrevista programada. Apaga tu teléfono para evitar distracciones innecesarias.

La investigación.

Usa todos tus recursos para asegurarte de que conoces los conceptos básicos de la empresa. No querrás que te atrapen sin estar preparado cuando se te pregunte sobre que escuchaste o sabes sobre la compañía a la que estás postulando.

Aprende acerca de tu empleador potencial. En tu mente, desarrolla una imagen clara del perfil de la empresa.

Asegúrate de que haya preparado las respuestas a algunas preguntas básicas, pero que no suene como un guión. Esto sucede cuando ensayas lo que estarás diciendo palabra por palabra. Basta con que tengas una visión general de lo que dirás al entrevistador, y es mejor ser espontáneo.

Estar relajado

Da un paso adelante para que estés orientado y  que la entrevista este por comenzar. Has una buena primera impresión manteniendo el contacto visual, dándole al entrevistador un firme apretón de manos, una sonrisa amistosa y un saludo cortés. Siéntate solo cuando se te pida que lo hagas y no se olvide de agradecer al entrevistador por haberse ausentado de su apretada agenda para entrevistarte.

Asegúrate de comenzar con una nota positiva y establecer las expectativas adecuadas.

No te subestimes

En el curso de la entrevista, responde las preguntas de manera breve y precisa. La clave es ser honesto.

Asegúrate de que, como posible empleado, le comuniques a tu futuro empleador lo que realmente eres y lo que puedes hacer por la empresa, y no al revés. Mantén una actitud positiva y no des una mala impresión sobre tu empleador anterior.

Si estás solicitando tu primer trabajo, no permitas que tu falta de experiencia te impida obtener la ventaja en contra de solicitantes más experimentados. Lo que te falta en experiencia, compensalo con confianza y ganas de aprender.

También puedes ponerte en el lugar del empleador. Pregúntate, si estuvieras al otro lado de este escritorio, ¿qué cualidades deberías buscar en un empleado potencial? ¿Me beneficiaría si él trabaja para mí y puede contribuir al desarrollo de la empresa?

No tengas miedo de venderte, pero no te confíe demasiado. Simplemente proyecta que estas seguro de ti mismo y de tus capacidades.

Has preguntas.

Si te encuentras con un entrevistador difícil, no te dejes intimidar. Se le debe recordar a la persona que no te permite decir una palabra de manera precisa que debes hablar la mayor parte del tiempo, ya que él es el que necesita aprender más sobre ti.

Envuélvelo.

Al acercarse al final de la entrevista, asegúrese de que todas las partes están cubiertas. Ahora no es el momento de discutir o incluso preguntar sobre el salario y los beneficios que recibirás una vez que seas empleado. Hay tiempo suficiente para eso una vez que obtengas el puesto y estés discutiendo la oferta de trabajo.

Resume las cosas tratando tus puntos fuertes y señalando tus rasgos positivos. Finalmente, cuando termine la entrevista, asegúrate de agradecer nuevamente al entrevistador por su tiempo, dejando así una impresión duradera.

Seguimiento.

Envía esa nota de agradecimiento tan importante después de la entrevista. Agradece al entrevistador por el tiempo que se tomó contigo y por darte esa oportunidad. Asegúrate de saber a quién contactar para el seguimiento de los resultados.

Se ha investigado mucho sobre el proceso de entrevistas. Aquí hay un breve resumen:


  • Primero, haces un horario para la entrevista.
  • Entonces, estás en la oficina y el entrevistado te ve.
  • La entrevista en sí se desarrolla.
  • El siguiente es el cierre, luego sigue la nota de agradecimiento.
  • Eventualmente, eres aceptado y discutes, negocias y firmas la oferta de trabajo.
Puedes notar que la entrevista ocupa gran parte del proceso de contratación, por lo que debes mejorar tus habilidades de entrevista para conseguir el trabajo soñado.






QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue
Tips para prepararse para una entrevista de trabajo Tips para prepararse para una entrevista de trabajo Reviewed by Mercedes Balda on 10:00:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.