Como renunciar a un trabajo sin quedar mal


Renunciar a su trabajo

¡Felicitaciones! Acaba de recibir una oferta para un maravilloso nuevo trabajo. Solo hay un problema trampa. Debe despedirse de su empleador actual.

Tal vez amaba su trabajo y se enfrenta a una despedida emocional. O tal vez odia cada minuto y ha estado contando los días hasta que pudiera salir de una vez.

Muchos trabajadores a menudo admiten que están nerviosos por hacer el anuncio de salida. Temen que el jefe se enoje. Se sienten culpables por el trabajo que están dejando atrás. Tal vez alguien más tenga que tomar el puesto por un tiempo.

Y se preguntan cómo renunciar con elegancia y aún así proteger sus propios intereses profesionales a más largo plazo. Sospechan que su estilo de salida influirá en sus carreras durante mucho tiempo, tienen razón.


Consejos para renunciar a un trabajo de manera profesional

Aquí hay algunas pautas para pasar a su próxima posición con gracia y estilo.

1. Proporcione la cantidad correcta de pre aviso requerida por la política de su compañía.

De vez en cuando, algunos trabajadores sienten pena por sus antiguos empleadores. Entonces se quedan alrededor de una semana extra (o incluso un mes extra). Inevitablemente, comienzan a sentirse como una quinta rueda. Casi todos dicen: "¡La próxima vez me voy de inmediato!"

2. Después de que se vaya, no acepte ninguna llamada relacionada con el trabajo de su compañía a menos que tenga un contrato de consultoría por escrito.

Su jefe requirió dos semanas de aviso, pero tardíamente se dio cuenta de que necesita cuatro semanas para una transición sin problemas a su sucesor.

Su jefe tomó la decisión de solicitar un pre aviso de dos semanas. Cuando calcula mal, tiene que aceptar el costo, del mismo modo que aceptaría el costo de los pagos atrasados ​​a un proveedor.

Si su empresa necesita ayuda adicional, ofrézcala para trabajar como consultor pagado con un contrato. Pero consiga todo por escrito y asegúrese de que su nuevo trabajo se convierta en su prioridad número uno.

3. Estudie sus políticas actuales y futuras de la compañía con respecto a las acuerdos de protección de información y no competencia.

Algunas empresas son totalmente propietarias de sus procesos y su gente. Una vez que renuncie, es posible que deba abandonar el lugar de trabajo de inmediato. O su nueva compañía puede pedirle que no trabaje para su empleador anterior, incluso a tiempo parcial.

4. Entregue su renuncie a su jefe en persona, si es posible.

En caso se encuentre en otra ciudad, país, etc. el teléfono es la segunda opción Y cuéntele al jefe antes de decirle a alguien más, incluso a su mejor amigo o compañero de deportes.

5. Espera que su jefe sea profesional.

Los clientes a menudo temen la reacción del jefe. Sin embargo, los jefes rara vez son atrapados por sorpresa. Los buenos jefes están felices de ver a sus empleados avanzar. Agradézcale la oportunidad de aprender, lo que le ha llevado a su más reciente y maravilloso ascenso profesional.

6. Agradezca a su jefe y a sus compañeros de trabajo, incluso si los odia a todos y no puede esperar para irse.

Puede considerarlos más cariñosamente a través de una bruma de recuerdos que un destello de iluminación de oficina. Puede encontrarlos en convenciones y grupos de redes. Y lo más probable es que se beneficie de referencias sólidas y buena voluntad.

7. Rechace una contraoferta.

Muchas empresas han descubierto que: "60% de los que aceptan una contraoferta se van en seis meses". Si decide quedarse, obtenga un contrato de trabajo por escrito.

Excepción: algunas compañías e industrias en realidad exigen una prueba de su oferta externa antes de ofrecerle algún tipo de aumento o recompensa interna. Los profesores universitarios a menudo trabajan en este entorno.

8. Trate la entrevista de salida como una formalidad empresarial, no como una sesión de terapia.

Cuando un profesional de recursos humanos le pregunte por qué se va, sea optimista y positivo: "para una mejor oportunidad". Hable sobre cuánto le gustaba la empresa y su trabajo. Nunca se sabe dónde aparecerán sus comentarios, destrozados y malinterpretados.

9. Resista las súplicas para compartir los detalles de su posición futura con cualquier persona.

Ocasionalmente, un colega intentará evaluar su salario u otra información "para que podamos seguir siendo competitivos en el reclutamiento". Ayudar a su empresa a reclutar no es parte de su trabajo y, de todos modos, ¿realmente cree en esto?

Los detalles de su empleo futuro deben permanecer confidenciales, incluso de parte de sus amigos cercanos en la empresa.

10. Concéntrese en su nueva oportunidad, no en su experiencia pasada.

Una vez que se va, es historia. Las mismas personas a las que les encantó reunirse para almorzar apenas recordarán su nombre una semana después.

Y, si no ha cambiado de trabajo por un tiempo, es posible que se sorprenda. ¡Su primer día en una nueva posición puede ser una verdadera revelación!






QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue
Como renunciar a un trabajo sin quedar mal Como renunciar a un trabajo sin quedar mal Reviewed by Mercedes Balda on 13:30:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.